viernes, 21 de febrero de 2014 0 comentarios By: Unknown

Hongo Shiitake

La historia taxonómica del Shiitake se remonta al año de 1878, cuando el botánico inglés Miles Joseph Berkeley propuso el nombre de Agaricus edodes para su clasificación. De ahí en adelante, la especie fue asignada a diversos géneros entre ellos Collybia, Armillaria, Lepiota, Pleorotus y Lentinus (esta última dada por Singer). Recientemente Pegler, denominó al Shiitake "Lentinula edodes" por las diferencias microscópicas que existían con respecto a su última clasificación (Lentinus).

Este hongo basidiomiceto, es originario de China, donde se ha cultivado desde hace más de 1.000 años. El primer documento escrito que alude al cultivo del "shiitake" se remonta a Wu Sang Kwuang, quien vivió en los tiempos de la dinastía Song (960-1127). Sin embargo, algunos documentos registran el consumo de esta seta antes de que se produjera su cultivo, hacia el año 199.

Durante la dinastía Ming (1368-1644), el médico Wu Juei escribió que la seta podría ser utilizada no solamente como alimento, sino también como remedio para algunos padecimientos, como las enfermedades respiratorias superiores, la mala circulación de la sangre, el mal de hígado, el agotamiento y la debilidad; también dijo que podría subir el qi, es decir, la energía de la vida.





El hongo shiitake contiene proteínas, grasas, carbohidratos, fibra soluble, vitaminas (A, B, B12, C, D, niacina) y minerales. Los preparados comerciales a menudo utilizan el micelio pulverizado del hongo antes de que crezcan el sombrerete y el tallo. Este preparado se conoce como Extracto de Micelio Lentinus Edodes. El extracto de micelio es rico en polisacáridos y lignanos.




Desde 1966 se han hecho varios estudios en la Universidad de Michigan donde se descubrió que el Shiitake puede producir un nivel altamente importante de protección contra la influenza tipo A. Los virus de la influenza tipo A son los que crean mayores brotes y puede hacerse epidémicos y hasta pandémicos esparciéndose de continente a continente. El Shiitake disminuye hasta el 46 % las lesiones en los pulmones según los resultados de los estudios.

Sistemas de producción del Shiitake
lunes, 17 de febrero de 2014 2 comentarios By: Unknown

Consejos para desintoxicar nuestro cuerpo cuidando el Hígado


Sabemos que el hígado es el gran depurador del organismo y que además ejecuta más de quinientas funciones diferentes. De ahí la enorme importancia de su buen funcionamiento para mantener una buena salud, ya que su función es absolutamente crucial para la vida.

Hablamos de una glándula de gran tamaño que pesa alrededor de kilo y medio, situada debajo del diafragma, que ocupa la parte más alta de la cavidad abdominal, en el hipocondrio derecho. Su posición es además estratégica en la circulación ya que tiene una vascularización muy abundante.

Antes de explicar la eficacia de una desintoxicación hepática conviene recordar algunas de las características y actividades  más importantes del hígado :

Actividad circulatoria. Se encarga de filtrar y depurar la sangre procedente del intestino.
Actividad secretora y excretora. Se encarga de producir bilis, para facilitar  la digestión de las grasas en el intestino y permitir la absorción de vitaminas liposolubles, metabolizar el colesterol y la bilirrubina.
Actividad metabólica. Participa en la metabolización de carbohidratos, proteínas, lípidos, minerales y vitaminas.
Actividad protectora y detoxificadora. La función antitóxica, inmunológica antibacteriana y antiviral. En el hígado existen unas células conocidas como "células de Kupffer"  que tienen la función de fagocitar (ingerir y digerir) parásitos, virus, bacterias y macro moléculas, por lo que constituyen una barrera para las toxinas y microorganismos procedentes del intestino. Cabe añadir que hay otras células -las llamadas "células de PIT"-, equivalentes a grandes linfocitos granulares y células asesinas, que tienen también funciones similares por lo que brindan protección contra las infecciones virales.
La formación del colesterol y la urea.
La formación y almacenamiento del glucógeno.
También tiene especial participación en:
El metabolismo electrolítico del calcio, fósforo y del magnesio y la formación de factores coagulantes.
El reciclaje hormonal y con las glándulas de secreción interna.
La relación con la calidad de la circulación sanguínea.
La relación con calidad de la piel.
La relación con el equilibrio ácido-básico.
La relación con el sistema nervioso, etc.

La Importancia del Hígado

La detoxificación hepática es uno de los pilares básicos en cualquier tratamiento de medicina biológica.

Multitud de patologías están relacionadas con un hígado sobrecargado como por ejemplo:

-El acné, la psoriasis o  la dermatitis seborreica
-Problemas alérgicos como la rinitis o el asma.
-Dolores de cabeza.
-Problemas reumatológicos.
-Problemas digestivos como las digestiones lentas y pesadas o las hemorroides.
-La obesidad y la celulitis.
-Problemas relacionados con el retorno venoso como las varices, la retención de líquidos, las hemorroides.
-Algunos tipos de Depresión e insomnios, el carácter colérico.
-Y en general cualquier patología crónica ante la cual siempre tenemos que pensar en una limpieza hepática como inicio de la terapia.
domingo, 9 de febrero de 2014 0 comentarios By: Unknown

"Los pensamientos curan más que los medicamentos"

Bruce Lipton reclama una nueva medicina, que tenga en cuenta la energía por su capacidad para curar.



Reclama una nueva medicina, la que tenga en cuenta la capacidad de curar de la energía, mucho más eficaz que los medicamentos. Bruce Lipton (Estados Unidos, 1944) ha conseguido aunar ciencia y espíritu. No es poco mérito el suyo si tenemos en cuenta lo "alérgicos" que son los científicos a los temas trascendentales. Es doctor en Biología Celular y fue pionero en la investigación con células madre. Sus estudios sobre la membrana celular y las modificaciones de las células según el entorno sentaron las bases de la nueva epigenética. Sus descubrimientos (que iban en contra de la opinión científica establecida de que la vida es controlada por los genes) y el estudio de la física cuántica le han llevado a criticar duramente la medicina convencional. Es autor de libros como La biología de la creencia y La biología de la transformación.

Usted asegura que la medicina convencional va por muy mal camino. ¿Tan peligrosos son los medicamentos que nos recetan?
Nos dan medicamentos para la enfermedad, pero esto causa muchos problemas en el cuerpo. Porque esta medicina basada en la farmacología no entiende cómo está interrelacionada toda la bioquímica del organismo. Cuando tomo una pastilla química y la introduzco en mi cuerpo, no solo afecta a aquel lugar donde tengo el problema, sino que afecta a muchas otras cosas a la vez. Son los llamados “efectos secundarios”. Pero, en realidad, no son secundarios sino directos. No entienden que el efecto de las drogas no solo crea un efecto sino múltiples. Según las estadísticas en EEUU, ¡los fármacos matan allí a más de 300.000 personas cada año! Y esas personas son muchas más que las que mueren por tomar drogas ilegales. Hay algo que no funciona en la ciencia médica. Hace algunas cosas bien, como la traumatología, pero está matando a mucha más gente de la que ayuda. Tiene que aprender cómo funcionan las células.

¿Y qué ha descubierto sobre las células pero que no tiene en cuenta la medicina?  
Yo ya trabajaba con ellas en los años 60. Fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Puse una célula madre en un plato petri y, como cada diez horas se divide en dos, al cabo de dos semanas, tenía miles de células, todas idénticas. Luego cogí algunas de ellas, las coloqué en otro plato y cambié el entorno celular (son más como peces porque viven en un entorno fluido). Cambié la química en ese plato y ahí formaron músculo. Después, cogí otras del primer plato y las puse en un entorno diferente, y se formó hueso, y otras se convirtieron en grasa al volver a cambiar el entorno. Entonces, la pregunta es muy sencilla, ¿qué controla el destino de las células? Todas eran idénticas, lo único que era diferente era el entorno. Cuando cojo células sanas y las coloco en un entorno nocivo, la células enferman y mueren. Si un médico las mirara, diría: “¿Qué medicina hay que darles?” ¡Pero no hace falta ninguna medicina! Les cambias el entorno nocivo, las colocas en uno sano y saludable y las células sanan. Los humanos somos una comunidad de 50 trillones de células, por tanto, la célula es el ser viviente y la persona es una comunidad. ¡El humano es un plato petri cubierto de piel!